dimarts, 4 de gener de 2011

de la lectura

A Josep F., veí de Riumors.
Hay muchas maneras de leer: para uno solo, para los demás -o por lo menos, para otro.
La lectura "para uno solo" es interior -lo más interior de todo; mientras que la lectura "para los demás" -o para otro- como se hace en voz alta (generalmente)- es exterior -lo más exterior de todo.
Leer para uno solo es un juego -no existe ningún arte. Por el contrario, qué difícil es la lectura en voz alta. Examinemos, por favor, esta última e interesante categoría.
*
Pocas personas saben leer en voz alta; es un arte, además. Entre paréntesis, siempre me he preguntado cómo lee el lector de la Comédie Française. ¡Porque este señor tiene que leer bien! Con prestigio, claro. Pero ¿lee en voz alta? Ahí está.
Al principio, el lector en voz alta hará bien en no tener más que un solo oyente -incluso un poco sordo- ligeramente duro de oído, por lo menos. Así perderá el miedo, conseguirá cierta "cara" y su seguridad se reafirmará ante este oyente "neutro" e inferior.
En este caso, el buen lector tenderá a no intimidar jamás a su único oyente. Le animará: le hablará delicadamente, sin amarguras -ensalzándole la obra que va a leerle. Fríamente preparará a su adversario para una especie de "asalto".
*
Aconsejo no leer en voz alta un texto escrito en una lengua que el oyente ignora. No es de buen gusto, y el efecto es nulo.
Después de haber hecho algunos ejercicios ante un solo oyente, el lector en voz alta puede buscarse un auditorio más numeroso. Si tiene dotes llegará -rápidamente- a que le escuchen varios miles de oyentes: no es más que una cuestión de volumen -de volumen de voz, naturalmente.


Erik Satie. Memorias de un amnésico y otros escritos. Ardora, 1998. P. 60.

_____________________

-->  Un esteta es un señor que prefiere las verduras naturales a las conservas.

-->  Signo de estos tiempos: los artistas se han convertido en profesionales del gremio; los aficionados se han convertido en artistas.

--> Se oyen rumores de que un caballo acaba de hacer la primera comunión en una parroquia de los alrededores de Viena (Austria). Es la primera vez que un fenómeno religioso similar se produce en Europa; pues se cita el caso en Australia de un jaguar que ejerce como pastor protestante, y se las arregla bastante bien. Es cierto que no tiene nada que hacer.

--> No sé por qué el dinero no tendrá olor, él que puede tenerlo todo.

--> Me gustaría que mis adversarios me conocieran mejor de lo que me conocen, esa buena gente. Tan pronto dicen que estoy loco, tan pronto me presentan como un ser dotado de una simpleza inigualable, salvo con la suya. Quizá se confundan.

--> No ataco nunca a Debussy, sólo los debussystas me molestan. No hay una Escuela Satie. El satismo no podría existir. Yo mismo estaría en contra.

--> La Idea puede arreglárselas sin el Arte. No nos fiemos del Arte: muchas veces no es más que Virtuosismo.

7 comentaris:

  1. De la lúcida ironia del Satie ja en vàrem parlar. Només cal veure els títols de les seves composicions per a copsar-la.
    Després, MU, sobre la decisió d'un bloc sense comentaris -en el teu cas provatura-, et diré que sé de qui la practica perquè fer-ho així el desestressa; cas de l'amic lluís, autor d'uns magistrals i poètics apunts (jo agrupo una col·le de comentaris i li envio per mail tots junts).

    ResponElimina
  2. Una amiga meva era fan de Satie i em va gravar una cinta amb la seva música. Al començament bé, té un aire...no sé, agradable. Sense lloc a dubtes prefereixo Satie a Debussy. Debussy em posa nerviós. Satie em relaxa.

    ResponElimina
  3. Doncs el meu amic Josep F., veí de Riumors, a qui dedico l'apunt, fan de Satie, sempre diu que una mateixa peça (qualsevol) li pot anar ve tant si té un dia d'aquells d'anar a buscar un balcó per tirar-se daltabaix, com pels dies exultants.
    No sé si això li passa amb d'altres compositors. Crec que no.

    ResponElimina
  4. Déunosenguard, Girb, si per cas, els meus apunts sense comentaris!! La provatura era una broma, però m'ha fet rumiar, ves. Em faig gran, vet-ho aquí.

    ResponElimina
  5. "Aconsejo no leer en voz alta un texto escrito en una lengua que el oyente ignora. No es de buen gusto, y el efecto es nulo." Sense ànims de voler contradir messieur Satie, encara recordo amb emoció les lectures en veu alta i en rus de Puixkin que Ricardo San Vicente ens feia a la universitat. Jo no n'entenia ni un borrall però sonava molt bé.

    ResponElimina
  6. Jo, que d'anglès només sé els dies de la setmana, i encara confonc dimarts amb dimecres, una vegada, fa molt, abans de l'euro, el cillyt bang i els jocs olímpics de Barcelona, vaig assistir a un seminari sobre Shakespeare. Vaig passar un cap de setmana en un mas de Vilanova i la Geltrú, mirant shakespeares de la BBC. L'efecte no va ser nul, al contrari.

    ResponElimina