divendres, 6 de desembre de 2013

incentius


Joan Brossa. Fe eclesiàstica.

Umberto Eco: [...] Existe una forma de estimular la lectura y es la que imaginó el escritor Achille Campanile. ¿Cómo consiguió el marqués Fuscaldo llegar a ser el hombre más sabio de su tiempo? Heredó de su padre una biblioteca inmensa, que le importaba un bledo. Un día, abriendo un libro al azar, encontró entre las páginas un billete de mil liras. Se preguntó si sucedería lo mismo con los demás libros y se pasó el resto de su vida hojeando sistemáticamente todas las obras que había heredado. Y así se convirtió en un pozo de ciencia.
Nadie acabará con los libros : Jean-Claude Carrière y Umberto Eco. Entrevistas realizadas por Jean-Philippe de Tonnac. Traducció d'Helena Lozano Miralles. Lumen, 2010. P. 223.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada