dijous, 23 de juliol de 2015

esborranys


Jean-Claude Carrière: Este problema de los borradores me recuerda de repente una visita de Borges, en 1976 o 1977. Acababa de comprar mi casa de París y estaban arreglándola, así que había un gran desorden. Fui a buscar a Borges a su hotel.
Llegamos, cruzamos el patio —yo lo llevaba del brazo porque ya casi no veía—, subimos las escaleras, y sin darme cuenta de mi falta de tacto, consideré oportuno excusarme por el caos, que Borges evidentemente no podía ver. Me contestó: «Sí, entiendo. Es un borrador». Todo, incluso una casa en obras, desde su punto de vista podía reconducirse a la escritura.

Nadie acabará con los libros : Jean-Claude Carrière y Umberto EcoEntrevistas realizadas por Jean-Philippe de Tonnac. Traducció d'Helena Lozano Miralles. Lumen, 2010. P. 104.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada