dimecres, 20 de juliol de 2016

anna akhmàtova


Akhmàtova retratada per Moisei Nappelbaum, Leningrad, 1924.
«En esta imagen, el rostro aristocrático de Anna Ajmátova recuerda los retratos renacentistas de las señoras de las cortes italianas. Nappelbaum (autor del primer retrato oficial de Lenin) la retrató de perfil, un perfil formidablemente irregular que, como cuentan los que la conocieron, mostraba con orgullo y que fascinó a numerosos retratistas, impresionados por la femineidad dominante y misteriosa de una mujer que quería que se la llamara «poeta». De hecho, le parecía que la palabra «poetisa» limitaba el campo del saber que la inspiraba. También quedó fascinado por ella Modigliani, que la conoció en París. Nunca llegó a pedirle que posara para él, pero realizó de memoria dieciséis retratos que le mandó después a Rusia. Por desgracia, excepto uno, que ella conservó celosamente, estos se perdieron durante la Revolución Rusa. Su poesía y su vida son un testimonio elocuente y doloroso de los acontecimientos que convulsionaron la historia de Rusia en el siglo XX...»

Escritores. Grandes autores vistos por grandes fotógrafos. Groffredo Fofi (editor). Blume, 2014. P. 12.

Akhmàtova vista per Modigliani, 1911.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada