dimarts, 18 d’agost de 2009

bestiari d'estiu


















Cigarra en noche de luna


Atalayada, agita la matraca
de su voz, que traspasa el horizonte
del árbol, la cigarra, y llama a mitin
a los grillos en camas de rocío.

Sobre los tanques frescos de los sapos
los grillos mueven verdes batallones.
Manda la capitana chilladora
y cercan los balcones de la luna.

Con peluca de nieve, la levita
de Orión abotonada, y muy de azules,
una mano de azufre, otra de yeso,

la luna dobla el cuerpo saludando;
y los grillos levantan, bayonetas,
hacia su reina las agudas patas.

Alfonsina Storni

5 comentaris:

  1. Veí de les Corts18/8/09 12:48

    Aquest grills sempre han estat d'allò més tradicionals, només cal fer esment en el que criden afanosament en les nits de lluna plena: riiiiiiics, riiiiiiiiiics.

    És un acudit d'estiu, no té l'obligació de fer gràcia; fa massa calor.

    ResponElimina
  2. ...ei vei,...calor, calor, eh?, deu n'hi dò....maco el poema del grills.

    ResponElimina
  3. veí de les Corts18/8/09 20:04

    Oh..oh.. No estaves de vacances, Robert?? O és el contestador automàtic?

    ResponElimina
  4. Hi ha alguna cançó que es menciona l´autora d´aquest poema, sabeu quina és?
    Imma

    ResponElimina
  5. Alfonsina Storni també forma part de la llista dels escriptors suïcides. La Storni ho va fer per immersió: es va ofegar al mar del Plata. La cançó que esmentes és "Alfonsina y el mar". Jo la conec cantada per la Mercedes Sosa, però es poden trobar mil versions.



    Por la blanda arena que lame el mar
    su pequeña huella no vuelve más
    Un sendero sólo de pena y silencio
    llegó hasta el agua profunda
    Un sendero sólo de penas mudas
    llegó hasta la espuma

    Sabe Dios qué angustia te acompañó
    qué dolores viejos calló tu voz
    Para recostarte arrullada
    en el canto de las caracolas marinas
    La canción que canta en el fondo
    oscuro del mar la caracola

    Te vas Alfonsina con tu soledad
    ¿qué poemas nuevos fuiste a buscar?
    Una voz antigua de viento y de sal
    te requiebra el alma y la está llevando
    Y te vas hacia allá como en sueños
    dormida, Alfonsina, vestida de mar

    Cinco sirenitas te llevarán
    por caminos de algas y de coral
    Y fosforescentes caballos marinos
    harán una ronda a tu lado
    Y los habitantes del agua van a jugar
    pronto a tu lado

    Bájame la lámpara un poco más
    déjame que duerma, nodriza, en paz
    Y si llama él, no le digas que estoy
    dile que Alfonsina no vuelve
    y si llama él, no le digas nunca que estoy
    Di que me he ido

    Te vas Alfonsina con tu soledad
    ¿qué poemas nuevos fuiste a buscar?
    Una voz antigua de viento y de sal
    te requiebra el alma y la está llevando
    Y te vas hacia allá como en sueños
    dormida, Alfonsina, vestida de mar

    ResponElimina