dilluns, 7 de març de 2011

un descobriment important



Ahir van fer exactament cinquanta (50) anys que li van extirpar l’apèndix a Sylvia Plath en una clínica d’Anglaterra. Durant la seva convalescència, que llavors durava més que ara, va fer un descobriment important que relata en una carta a la seva mare datada el 6 de març de 1961.

Querida madre:
Te escribo incorporada en mi cama del hospital, seis días después de mi operación. Los puntos ya están empezando a “tirar” y me escuecen, pero las enfermeras dicen que es señal de que la herida ha cicatrizado...Tengo la esperanza de que hoy me los quiten. ¡La verdad es que me siento como si estuviera pasando unas curiosas vacaciones! No había podido estar libre de la niña ni un solo día durante todo un año y debo reconocer que en realidad he disfrutado comiendo en la cama, con los masajes en la espalda y no teniendo nada que hacer aparte de leer (acabo de descubrir a Agatha Christie –justo la lectura adecuada para el hospital- y ahora soy una admiradora de las novelas de misterio), escuchar habladurías y contemplar mi mesa llena de las flores que me enviaron los padres de Ted, Ted, Helga Huws y Charles Monteith, el encargado de la edición de los libros de Ted en Faber.

2 comentaris:

  1. Sylvia Plath va fer el mateix descobriment que milions de senyores de la seva època (i posteriors) amb motiu de parir o d'alguna intervenció menor.

    ResponElimina
  2. Ai, Brian, safata de plata per a citar a en Rico:
    En mi vida he tenido un solo hijo. (De fet hauria de dir en mi vida "no he tenido".)
    Així, doncs, no he hagut d'anar mai a fer vacances a un hospital.

    ResponElimina