dijous, 11 de juliol de 2013

la biblioteca del che



Todos deben recordar haber visto, al menos una vez, esa entrañable fotografía del Che subido en un árbol con un libro en la mano, durante la campaña de Ñancahuazú. Todos presumimos que escribir su diario era la actividad de unos minutos, lo cual es cierto. Pero también leía y lo hacía intensamente. Un ejemplo pequeño es el de los libros que leyó entre julio y septiembre de 1967, esos tres meses de marchas forzadas, cercado por fuerzas trescientas veces superiores en número. Mientras eso sucedía, el Comandante Che Guevara leyó Historia económica de Bolivia de Luis Peñaloza, Elogio de la locura de Erasmo, Del acto del pensamiento de Henri Wallon y Fuerzas secretas de Ferdinand O. Miksche.
No fueron los únicos libros. En la agenda en que escribió su diario reservó las páginas suplementarias que están al final para hacer un listado de los libros que debía tener en el campamento. De una parte llegó a proveerse y del resto no. Pero también apuntó, meticulosamente, haciéndolo por meses, los libros que leyó desde su llegada a Ñancahuazú.
«La biblioteca del Che en Ñancahuazú». A: Punto Final, núm. 716, 20 d'agost de 2010.








2 comentaris:

  1. Gràcies per reproduir la foto de la llibreta! Tot i que hi ha títols que no ha sabut desxifrar, me n'he alegrat de veure que he compartit unes quantes lectures amb l'home que escrivia dalt dels arbres.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si segueixes l'enllaç, hi trobaràs la llista completa de lectures del comandante rampante, Lluís. Amb permís de Calvino, és clar.

      Elimina