dimecres, 15 de gener de 2014

notes a peu de pàgina (I): presentació indirecta


Aquella tarde hablaron la Regenta y el Magistral en el paseo(1). (Cap. III)

______________________
(1) Por fin entra en acción la Regenta y, sin embargo, a pesar de no haber aparecido hasta ahora, conocemos de ella muchas cosas a través de la preocupación que causa en el Cabildo su cambio de confesor, de los sentimientos ocultos de Saturnino Bermúdez, de los pilluelos que, desde la torre, han visto a don Fermín tomar posesión de Vetusta con su catalejo. Esto es, sabemos de Ana a través de otros personajes. Es ésta una técnica característica de presentación indirecta, por mediación de los personajes, de la que Clarín hará un uso extremado en La Regenta (también Fermín le ha sido presentado al lector a través de Bismarck y Celedonio. Rutherford (1974) ha hecho un brillante análisis de este procedimiento, que se combina con el uso, por el narrador, de las palabras de otros personajes, a los que se cita en su modo peculiar de expresarse, calificando, juzgando, opinando sobre el personaje descrito. Con ambos procedimientos, incluso cuando el narrador se centra en una pequeña área (la torre en el capítulo I, con Bismarck y Celedonio), flota por todas partes la sensación de una sociedad compleja y muy poblada (Bismarck y Celedonio hablan de lo que han oído decir a don Custodio y al campanero sobre don Fermín). Más que ningún otro procedimiento narrativo, el de la presentación o visión indirecta permite a la novela abarcar una sociedad muy compleja, por medios sintéticos, y sin tener que recurrir a una descripción generalizada de la misma que, forzosamente, habría de resultar simplificadora. El procedimiento, por otra parte, sugiere la idea de que cada identidad lo es en función del contexto, de su posición en una red de relaciones interpersonales. El procedimiento llega a complicarse hasta el infinito, de forma que no sólo tendremos la opinión, por ejemplo, de A sobre B, sino las opiniones de B sobre las opiniones que A tiene sobre B y así sucesivamente.


Leopoldo Alas «Clarín». La Regenta. Ed. de Juan Oleza. Cátedra, 1984. Vol. I, P. 196.




1 comentari:

  1. Tot i que l'edició oficial del club és la d'Alianza de l'any 1996, jo torno a fer els honors, per tercer cop en ma vida, a la que tinc a casa, que és aquesta que cito avui de Cátedra a càrrec de Juan Oleza.
    Hi ha pàgines en què els aclariments superen, amb escreix, el fragment de novel·la que hi podem llegir: una línia de Clarín -òrfena, la pobra- contra 85 (línies) d'explicacions d'Oleza, pot arribar a atabalar una mica. Sembla una broma(1), com la d'en DFW.

    De tot aquest aparat crític, he triat tres notes que m'han semblat interessants per il·lustrar detalls de l'estil, el punt de vista narratiu i coses d'aquestes. Qüestions tècniques, vaja.

    ____________________
    (1) Infinite gest (La broma infinita), de David Foster Wallace, (que pren el títol d'un passatge de Hamlet) és un patracol de més de mil planes i vora quatre-centes notes al peu de narració no consecutiva. Viquipèdia dixit.

    ResponElimina