dijous, 16 de gener de 2014

notes a peu de pàgina (II): perspectiva esglaonada


La Regenta recordaba todo esto como va escrito (15), incluso el diálogo. (Cap. III).

_________________________
(15como va escrito: Compruébese el escalonamiento de perspectivas de este pasaje. El narrador cuenta que Ana, preparando su confesión general, retrocede a su infancia (primer nivel). Ana adulta recuerda a Ana niña y sus problemas (segundo nivel). Subsumida en Ana niña, ve desde sus ojos y cuenta con su lengua de niña cómo una noche escapó de su casa (tercer nivel). Ana y Germán recuerdan, por vía directa, esa misma noche, el principio de su escapada (cuarto nivel). El narrador recupera la palabra para juzgar la «composición», posterior a los hechos, del relato (quinto nivel). De hecho, y resumido en fórmula: el narrador cuenta al lector (primer nivel) que Ana adulta narra a Ana adulta (segundo nivel), lo que Ana niña narra a Ana adulta (quinto nivel), recordando lo que Ana niña narraba a Germán la noche que se encontraron en la barca (tercer nivel) y lo que Ana y Germán niños se dijeron (cuarto nivel). Cuando los hechos (cuarto nivel) llegan al lector, han pasado por toda una serie de intermediarios, que los perspectivizan y mediante los cuales, casi inadvertiblemente, el autor-narrador se ha ido desembarazando de la responsabilidad directa de narrar, dejando la palabra a su personaje en diversos escalones o grados de narración.

Leopoldo Alas «Clarín». La Regenta. Ed. de Juan Oleza. Cátedra, 1984. Vol. I, P. 209.




4 comentaris:

  1. Aquest 'incluso el diálogo' m'ha fet riure de gust. Quin paio.

    ResponElimina
  2. I tant, te les etziba quan menys t'ho esperes.

    ResponElimina
  3. N'acabo de recordar una altra de molt bona.

    Cap. VIII, a la cuina de cal marquès de Vegallana. Obdulia i Pedro, el cuiner. Escena de flirt.

    El cocinero estuvo a punto de caer de espaldas, de puro goce, cuando, por motivo del punto que le convenía al dulce de melocotón, Obdulia se acercó al dignísimo Pedro y sonriendo le metió en la boca la misma cucharilla que ella acababa de tocar con sus labios de rubí (este rubí es del cocinero)..

    P. 231 de l'edició oficial del club, la d'Alianza.

    ResponElimina
  4. Una perla, per no dir un rubí...

    ResponElimina