dimecres, 25 de setembre de 2019

la vida petita

Ahora miro a una mujer ni linda ni fea,
pienso que la pequeña vida continúa
y que todo dolor importante tiene testigos,
aunque sean un perro, el sol o las mentiras. 
Juana Bignozzi. La ley tu ley.

La pequeña vida, una aventura documental de Leo Estol
Móvil
6|9|2018

La pequeña vida, el primer proyecto audiovisual del artista argentino Leopoldo Estol (Buenos Aires, 1981), surge de la invitación a realizar una obra nueva para integrar a nuestra programación como parte de una serie de proyectos de artistas plásticos que se proponen funcionar por fuera de los tiempos y espacios de la exposición tradicional y generar posibilidades de investigación y producción.
Los intereses de Leo lo llevaron por la ruta de los libros y, más específicamente, por los caminos que dibujan y transitan algunos libreros independientes y quienes construyen su comunidad desde la escritura, la distribución o la lectura, seres maravillados siempre dispuestos a la tertulia. A lo largo de varios meses, Leo visitó las casas de escritores y sus bibliotecas, los departamentos donde se esconden algunas de las más geniales editoriales independientes de Buenos Aires, persiguió a los poetas por los parques y se escabulló en ferias para intentar pasar inadvertido en el corazón de esta tribu que hace libros. El resultado de este devenir es una colección de testimonios que parecen, paradójicamente, por su intimidad, afectividad e informalidad, haber sido compartidos detrás de cámara pero que dan prueba fehaciente de la magia de la que nos sigue proveyendo no sólo la literatura sino el libro en tanto objeto, de la vitalidad con la que nutre a una comunidad a la que fortalece tanto la generosidad y el gusto por poner en común como el apego. De cómo un pequeño objeto es capaz de repercutir infinitamente -y de alimentar desde su aparente capricho- nuestra vida inmaterial. Este retrato fílmico colectivo, que el espíritu aventurero de Leo carga de momentos de ilusión que nacen de su encuentro libre con lo audiovisual, se vuelve así un homenaje al libro y sus guardianes. Es en ellos donde resiste el asombro, el gusto por el misterio y la emoción.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada