dissabte, 5 d’octubre de 2019

casar-se en els temps d'amazon



Bodas entre libros
Tom James y Dustin Ngo se casaron el 17 de junio de 2017 en el Rare Books Room de la mítica librería Strand de Nueva York. Aunque probablemente ellos se sintieron superespeciales, en realidad formaban parte de una tendencia del mercado casamentero, que ha encontrado en las librerías, las bibliotecas y las casas de escritores el marco ideal para formalizar ese contrato amoroso e indefinido.
En el vigésimo aniversario de la película de Hugh Grant y Julia Roberts —que se cumple este año—, la Notting Hill Bookshop de Londres ha recibido decenas de solicitudes para albergar bodas. Las librerías se han revestido de un aura romántica, a causa de su aspecto pintoresco (tan adecuado para el formato Instagram) y de las novelas y las películas superventas que las han retratado como espacios donde las almas solitarias y los corazones rotos reciben epifanías eróticas, inyecciones de consuelo, amigos para siempre.
También se han popularizado en el mundo anglosajón las sesiones de citas rápidas en librerías: el amor a primera vista puede nacer tanto de la atracción física como de la respuesta a la pregunta “¿Cuál es tu libro favorito?”. Al fin y al cabo, para las parejas de amantes de los libros hay un día tan memorable como el de la primera cita, el inicio de la convivencia, la boda o el del predictor positivo: el de la fusión —o no— de las respectivas bibliotecas...

La creatividad de las librerías en la época de Amazon. Jorge Carrión. The New York Times (español), 15|9|2019.

_______________________
P.S.: Si sou més de biblioteques, també podeu celebrar el vostre casori a la New York Public Library, per exemple. El que déu ha unit, que no ho separi la Dewey.

5 comentaris:

  1. I a la Triadú quins festejos oferiu?

    ResponElimina
    Respostes
    1. Lectura púbica. Biblioteca amb final feliç :D

      Elimina
    2. Com vols que lloguem la sala, amb els degoters que tenim? Wedding in the rain.

      Elimina
    3. Doncs a Niagara han fet negoci amb els casoris.

      Elimina
    4. Ah, sí, s'hi va casar la Marilyn, és veritat. Hi ha gent per a tot.

      Elimina