divendres, 29 de novembre de 2019

con cacas y a lo loco (dispenseu la boutade)


Detienen a un hombre por arrojar cubos de excrementos a personas en bibliotecas de Toronto
El Mundo
27|11|2019

Las autoridades consideran que los ataques fueron aleatorios, sin que hayan encontrado una causa a un acto tan desagradable
La policía de Toronto llevaba varios días detrás de Samuel Opoku, de 23 años, acusado de lanzar cubos de excrementos contra cinco personas en tres ataques distintos.
Los agentes detuvieron al sospechoso el martes por la noche en el centro de la ciudad, que tendrá que responder por estas acusaciones en la corte penal este mismo miércoles.
Estos hechos se produjeron el viernes en la Biblioteca John P. Robarts contra una mujer y un joven, el domingo contra un hombre y una mujer en la Biblioteca Scott y contra otra mujer el lunes, según informa el periódico canadiense 'The Globe and Mail'.
Fuentes de la investigación consideran que no existe un móvil y entienden que los ataques fueron aleatorios. Las víctimas no guardan relación entre ellas y estas afirmaron que el agresor era un desconocido.
Las autoridades tratan de responder como pueden ante la ciudadanía, sin hallar una explicación hasta el momento de un acto "desagradable, horrible" y que crea alarma y confusión.
Samuel Opoku había sido descrito durante la búsqueda como un hombre vestido con un casco amarillo -como los que llevan los obreros de la construcción- y una chaqueta azul oscuro que se acercaba a las víctimas y vaciaba "un cubo de materia fecal líquida" sobre ellas para después salir corriendo y desaparecer. En otras imágenes captadas por cámaras de seguridad aparecía con un gorro negro, sudadera gris y gafas.
El alcalde de Toronto, John Tory, describió el suceso como "inexplicable", y aseguró, antes de que fuese detenido, que sin duda era "una persona que problemas serios", apuntando hacia la salud mental.
Precisamente, autoridades médicas tuvieron que salir al paso de algunos episodios de pánico entre la población, preocupados por si estas heces podían suponer un riesgo para la salud, indicando que, aunque son desechos con bacterias, pueden asegurar que no había peligro de infecciones.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada