diumenge, 23 de gener de 2022

crim i càstig a les pelis de woody allen

 

Match Point


Ya en 1909, Crimen y castigo es llevada a la pantalla con una película de Vasili Goncharov y desde entonces, a lo largo de todo el desarrollo de la historia del cine, podemos encontrar numerosos casos de realizaciones audiovisuales que tienen su matriz en la novela de Dostoievski.

En ese sentido, particular atención merece Woody Allen, ya que es recurrente en él un interés por llevar a la pantalla sus propias reinterpretaciones del libro: Crimes and Misdemeanors (1989), Match Point (2005) e Irrational Man (2015). En todas ellas es posible apreciar la referencia a cuestiones en torno a la intrascendencia de la vida, así como a la falta de orden preestablecido y de justicia. Muchos de estos personajes son, en su mayoría, seres que han tenido una vida llena de dificultades, en contradicción a otros de clase alta. Al igual que en Crimen y castigo, el pensamiento de los protagonistas, con características similares a Raskólnikov y su proyección desdoblada hacia su interior, cobran mucha importancia, ya que es en dichos momentos cuando debaten ellos mismos sobre sus acciones y las respectivas consecuencias. Asimismo, es recurrente encontrar numerosas citas sobre Dostoievski y su novela: los actores pueden aparecer en ademán de leerla o tener conversaciones relacionadas con la poética del autor, amén de que las historias guardan relación con la obra literaria en tanto que se desarrollan mediante la orquestación de un asesinato, por una causa que consideran justa...

 

Amanda Ramírez. «La intertextualidad de Crimen y Castigo en las películas de Woody Allen: Crimes and Misdemeanors (1989), Match Point (2005) e Irrational Man (2015)». Estudios Dostoievski, núm. 1 (juliol-decembre 2018), p. 110-120.

 

Aquí, la resta de l'article.


5 comentaris:

  1. M'hi falta El somni de Cassandra (2007), que quasi tothom es descuida. L'article està molt bé. A parer meu, Match point té, tant o més, de James Cain que de Dostoievski. La millor, i una de les més bones per a mi de Woody Allen, és Crims i faltes. I d'adaptacions, fa moltíssim havia vist la de Von Sternberg, que, si bé ho redueixen tot a un conflicte policial, i que el Raskolnikov era un Peter Lorre que recordava massa al psicòpata de M, la recordo amb una gran força visual, un blanc i negre molt expressionista. A internet, he trobat una foto que ho diu tot : un grapat de dits senyalant a un Lorre d'esquena a la paret, espantat, ulls sortint de les òrbites inclosos.

    ResponElimina
  2. Ha sortit repetit, disculpeu ! Serà cert que repapiejo. No sé com eliminar-los.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hahaha...Els jubilats, ja se sap!

      Ara el trec.

      Elimina