diumenge, 6 de febrer de 2022

deixar de llegir


Llega una etapa, acaso la última, en la que leer no significa nada. Ya no se vincula con lo existente, se escurre, ya no sedimenta ni deja huellas. Quizá aún despierte deseos de leer otras cosas, pero son deseos muy vagos, que se desvanecen antes de articularse. ¿Cómo habría que valorar esa lectura, algo tan diferente de todo lo que antes se llamaba lectura? Quizá sea un ejercicio para olvidar las palabras, su revoloteo ante el silencio.


Elias Canetti. Apuntes 1992-1993.Traducció de: Juan José del Solar. Anaya & Mario Munich, 1997.


6 comentaris:

  1. Això ho va escriure als 88 anys. Encara em falta una miqueta.

    ResponElimina
  2. Leí que Canetti dispuso en su testamento que la publicación de sus diarios -que concibió como diálogos con el interlocutor más cruel (consigo mismo)- se produjera 30 años después de su muerte, es decir, en el cercanísimo 2024.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues ya ves el caso que le hicieron!

      Elimina
    2. Supongo que podría hacerse una antología de grandes autores y autoras traicionados. En este caso, el motivo bien pudo ser publicar y obtener beneficios rápidos antes de que el hombre de moda pasara de  moda. Gracias por contestarme.

      Elimina
  3. jordi casas11/2/22 12:49

    a mi em sembla més aviat a una marraneria, fruït de l melangia d'allò que abans podia il.lusionar i que arriba un punt que l'eforç no compensa. Tothom hité dret, peró tinc la esperança de que mai va arribar a llegir el llibre adequat,el de la vida.

    ResponElimina