dilluns, 11 de març de 2013

factura


¿Cómo afrontaste la realización del álbum?
Soy muy metódico en el trabajo. Primero escribo un guión muy detallado, como si fuera para otra persona. En este caso, una vez el guión de Arrugas estuvo acabado, se lo pasé a varios amigos para que lo leyesen y opinasen. Después, me hago un borrador de toda la historia a un tamaño pequeño. En esta parte, con el guión escrito perfectamente estructurado, sólo me preocupo de contar la historia con imágenes.
Luego llega el turno del dibujo definitivo, centrándome en realizarlo lo mejor que puedo o como la historia requiere. Cuando empecé a hacer este álbum dudé mucho del tipo de dibujo a usar y de cómo narrar la historia. Elegí un camino que a mí me pareció el más acertado, pero siempre dudas sobre si esa era la mejor posibilidad. A veces pienso que quizá habría funcionado mejor en blanco y negro y con un dibujo menos «amable». Estoy seguro de que habría tenido más dramatismo, pero quizá lo hubiese alejado de un público más general. Toda creación artística está repleta de decisiones que la convierten en un trabajo doloroso para el autor.
Una vez lo tuve dibujado y entintado, lo pasé al ordenador y lo coloreé buscando que cada escena transmitiera unas determinadas sensaciones. Cuando trabajaba en el estudio repartía el tiempo: en casa dibujaba y en mi estudio coloreaba.
En Arrugas, lo difícil era hacer una historia sobre el aburrimiento. Con el color intenté imprimirle un poco de dinamismo a la narración El escenario siempre era el mismo y únicamente podía jugar con los cambios horarios; el color me sirvió para crear sensaciones de día, noche, frío o calor.
[...]
La estructura del guía que muestra al personaje el lugar en el que se adentra está sacada de la Divina Comedia, ¿no es así?
Sí. Es un tipo de personaje que se da en ese libro y en muchos otros. Es un recurso clásico para aportar las explicaciones necesarias al lector sin que sea necesario recurrir al narrador. Yo creo que lo curioso es que ese personaje, destinado a ser secundario, acabó creciendo y convirtiéndose en el protagonista real de la obra. La historia, por encima de tratar de la vejez o el Alzheimer, trata sobre la soledad.
Eludes la narración con textos de apoyo para dar un aire más realista.
Intento evitar los textos de apoyo siempre que sea posible y, de hecho, casi no los hay en mis obras. El texto de apoyo te vuelve perezoso, ya que te simplifica mucho las cosas y te ahorra espacio, pero te evita buscar soluciones que amplíen la potencialidad narrativa del medio. Si hubiera creado una voz narradora en Arrugas, habría corrido el peligro de volverse excesivamente sensiblera. Tuve que quitar aun así textos de los bocadillos, para evitar que los personajes hablasen de sus sentimientos. Quería que se comprendiese a los personajes por sus gestos, para que el lector se implicase más en la historia. Esto te hace ser más exigente con la narración y con el tipo de dibujo.
En la página en la que Emilio trata de abrocharse la camisa sin conseguirlo y Miguel le está mirando, inicialmente había un diálogo que finalmente quité porque con las miradas ya se decía todo. No lo necesitaba.
Koldo Azpitarte. Senderos. Una retrospectiva de la obra de Paco Roca. Laukatu, 2009. P. 160-161.

1 comentari:

  1. Reina Santa! No la pujarem dreta, no. No és culpa meva, que ara he anat a comprovar l'original i la pàgina ja és ben torta de sèrie. Quina murga. Suposo que la podria estirar fort, aviam si l'adreço, però em fa por que tombi, com l'estaca.

    Ah, i si us hi fixeu, el meu exemplar és en català. És l'únic que he pogut aconseguir perquè a la xarxa de biblios n'hi ha poquets i estaven tots pillats. En tot cas, consti en acta que Arrugas -Rides, vaja- es va publicar primer a França i pocs mesos després, a Espanya. Després de l'èxit de la pel·li -no sé si ho he dit, però d'aquest n'han fet una pel·li i la tenim disponible a la Triadú, per si us ve de gust- es va traduir al català i al gallec.

    ResponElimina