diumenge, 20 d’octubre de 2013

plats a taula


El restaurante Dishoom es un lugar que oscila entre lo informal y lo elegante, con paredes de ladrillo barnizado, llenas de fotografías antiguas. Ese tipo de establecimientos con la iluminación adecuada: íntima y discreta, sin dejar de ser contemporánea. Los cocineros están a la vista. El restaurante suele estar lleno, no sólo por los platillos o la atmósfera que ofrece, sino que tiene un toque interesante y atractivo sin rayar en lo pedante. Por si fuera poco, los comensales del restaurante Dishoom, pueden comer en platos impresos con caligramas.

[Font: Monkeyzen]


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada