divendres, 14 de febrer de 2014

sensory fiction




Bajo el nombre de Sensory Fiction (ficción sensorial) se encuentra un proyecto en el que trabajan cuatro estudiantes del MIT: Felix Heibeck, Alexis Hope, Julie Legault y Sophia Brueckner, quienes presentaron este producto en un curso multimedia que usa la ciencia ficción para inspirar a la tecnología del futuro.
Para poder disfrutar de esta "lectura interactiva" hay que ponerse una especie de chaleco, el cual es capaz hacer sentir sensaciones parecidas a las de los personajes. Para conseguirlo utiliza temperatura, vibración, iluminación o música, produciendo al lector una respuesta física de lo que está pasando en la narración.
El libro incluye una serie de LEDs (sobre unos 150) que crean ese ambiente luminoso y gracias a unos sensores, sabe exactamente la página en la que estamos leyendo (activando el chaleco cuando sea necesario). 

[Font: ALT 1040]



6 comentaris:

  1. Tot plegat sona prou cotxino, la veritat. Ara m'he imaginat l'armilla dels trons intentant produir respostes físiques derivades de la lectura de les ombres d'en grey i se li han fos els ploms. No sé si té garantia.

    ResponElimina
  2. Mira, gairebé m'has pres el pensament. Jo he pensat en la pobra Justine i m'he esgarrifat tota. Sense armilla ni res.

    ResponElimina
  3. Quin detall avui la comprovació de que no sóc un robot!
    primer xocolata, després roses...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Caram, quin tros de gentleman, no? Vaig a fer un comentari anònim, aviam si em dóna cafè i pastes. Ara em foteria una lionesa, ja veus tu.

      Elimina
  4. un, dos, tres...provant.

    ResponElimina
  5. L'espantarobots m'ha dit : Speakee Brick. La mare que el va.

    ResponElimina