dissabte, 9 de gener de 2016

la biblioteca de les coses


Las bibliotecas son mucho más que sitios donde se guardan y se prestan libros, se lee o se estudia. Recientemente algunas bibliotecas están empezando a incorporar préstamos de todo tipo de cosas, además de libros, y servicios que van más allá del simple préstamo. ¿Te imaginas poder probar algo que nunca soñaste que ibas a tener como una impresora 3D o usar una cámara GoPro en tus próximas vacaciones sin tener la necesidad de comprarla? Eso es precisamente lo que se pretende con «La biblioteca de las cosas»: convertir estos espacios en lugares donde los usuarios puedan pedir prestado de todo, desde un taladro a una barbacoa o una maleta. Un programa ‒y una empresa sin ánimo de lucro del mismo nombre‒ que se puso en marcha este año a través de una campaña de Kickstarter y que alcanzó sus objetivos.
Ese es el espíritu que ha inspirado a la Biblioteca Pública de Sacramento, en California, que ha puesto en marcha un programa que permitirá a sus usuarios sacar en préstamo una gran variedad de herramientas, aparatos tecnológicos y electrodomésticos, como si de libros se trataran. Son los mismos usuarios de la biblioteca quienes votarán, en varias rondas, qué artículos desean que estén disponibles para préstamo. De momento la biblioteca ha comprado seis máquinas de coser, que fue el artículo más demandado en las primeras votaciones y que empezarán a prestarse a comienzos del próximo año...

Alejandro Gamero. Bibliotecas donde se presta de todo, además de libros. La piedra de Sísifo. 7|1|2016.

La Lori Easterwood, de la Sacramento Public library, amb una de les sis màquines de cosir disponibles per al préstec.



1 comentari:

  1. Veus, una mesura per oferir amb igualtat les begudes als convidats m'aniria molt bé. O un pelador de carbasses. Sempre hi haurà qui ho torna una mica brut... ja se sap.

    ResponElimina