dimarts, 14 de novembre de 2017

calar-hi foc



Ray Bradbury publicaba «Fahrenheit 451» en 1953. El clásico de la ciencia ficción presenta una realidad distópica en la que los libros están prohibidos y son los bomberos los que arrasan con fuego cualquier vestigio. El título de este alegato contra la censura hace referencia a la temperatura en la escala de Fahrenheit (°F) a la que el papel de los libros se inflama y arde.
Una imagen potente, a la que la editorial francesa Super Terrain y el laboratorio Charles Nypels han decidido darle la vuelta en una edición especial. El nuevo prototipo de «Fahrenheit 451», realizado en Jan van Eyck Academie, un instituto de investigación conocido por sus experimentos con distintos materiales, hace justo lo contrario que en la versión original: hay que quemar el papel para poder leer la novela.
En esta edición especial de la obra de Bradbury, que prevén que se publicará en 2018, las páginas del libro aparecen completamente oscurecidas, pero en contacto con el calor desaparece la tinta y se revela el texto. 

Quemar para leer, así es esta edición de «Fahrenheit 451». Abc. 3|11|2017.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada