dijous, 3 de febrer de 2022

anul·lar-se

15 de julio de 2012

Truman Capote
DESAYUNO EN TIFFANY'S
«Llevaba años queriendo entender cómo era posible que Truman Capote hubiese escrito una novelita de este tipo.»

Cuando uno se dedica a hacer lo que hago yo, siempre te acaban preguntando cuál es el libro que te habría gustado escribir. Durante años he respondido Los tres mosqueteros, y os aseguro que no era una respuesta esnob, era la verdad. En cambio, hace poco me he convencido de que lo máximo para un escritor sería haber escrito Desayuno en Tiffany's y también A sangre fría. Es difícil imaginar una exhibición de maestría más cristalina e indiscutible que esta. Escribir uno de estos dos libros sería ya toda una hazaña, con lo que me cuesta entender cómo Truman Capote consiguió concebir y escribir los dos. Por pura lógica, el autor de A sangre fría  tendría que sentir ganas de vomitar leyendo Desayuno en Tiffany's, y viceversa. Pero está claro que para Capote eran solo temporadas diferentes de su ser autor. A mí, este tipo de talento, exhibicionista, inútil y potencialmente infinito, es el que siempre me ha fascinado. Y al final los escritores que me vuelven loco son los que acaban refutándose a sí mismos; por poner  un ejemplo, Moby Dick y Bartleby, el escribiente se anulan el uno al otro, ¿no es fantástico?...


Alessandro Baricco. Una cierta idea de mundo. Traducció de Carmen García-Beamud. Anagrama, 2020. 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada